Barritas Energéticas de Cacahuetes y Chocolate

Dios existe.

Dios, la Providencia, el Karma, lo que queráis, pero por ahí hay pululando una presencia salvífica que se ocupa de compensar nuestras vidas.

¿Que no? Os digo yo que sí, o si no, a ver cómo explicáis que después de 20 años conduciendo, viviendo todos los veranos en el campo, atravesando una media de 6 veces al día (ahora en vendimia 10 ó 12 veces) una glorieta en la cual se suele apostar la Guardia Civil, jamás de los jamases me hayan parado para pedirme la documentación.

 

 

Diréis que eso es normal y que no tiene nada de raro. Pero aquí viene el hecho diferencial:

Hace unos días hice un pedido a la estupenda tienda Nupaní, propiedad de la gran bloguera Dolega, y entre las maravillosas cosas que pedí se encontraba un monedero de piel. Tal y como estaba de ajetreada cuando me llegó, no había podido hacer el cambio de mis cosas desde el monedero viejo. Y el momento llegó cuando tuve un rato libre la semana pasada. El día 1, concretamente.

 

 

Pues bien, el día 2, en uno de esos ratos en los que te quedas “empaná”, mientras esperaba que Consuelo se preparase para ir al Instituto, pensé que qué ganas tenía de que me cambiaran el carnet de conducir por uno de esos de tarjetita, porque cuando lo cambié de monedero noté que estaba ya mugrosillo. Así que me dije: ¿y cuándo me caducará? ¡Voy a mirarlo ahora mismo! Y, oh sorpresa, caducaba el día 3 de octubre (os recuerdo que estábamos a 2 de octubre). Con lo cual, una, que es muy dada a creer en las premoniciones, pensó que aquéllo era una señal y evidentemente, el día 3 estaba yo la primera en el consultorio médico para pagar religiosamente los 81 euros de la renovación del carnet.

Así que no me diréis que no es para pensar que hay “un algo” que me salvó de que hoy, día 8 de octubre, cuando estoy escribiendo esto, el apuesto agente de la Benemérita que me ha requerido el carnet y la documentación del vehículo, me hubiera empapelado por llevar el documento caducado. ¿Llevo razón o no?

 

 

Algo bueno tenía que compensar la dichosa vendimia que llevamos. Recordaréis que os dije que a pesar de la lluvia, la vendimia no iba mal, que no se había estropeado nada y que la uva no se estaba pudriendo. Pues bien, hay veces en que calladita una está más mona. Ayer se rompió la dirección del tractor y la uva se pudre a pasos agigantados….

En fin, que sé que soy una cansina, pero tengo ya muuuuuuuchas ganas de que termine, porque a este paso me quedo sin energías. Menos mal que Consuelo preparó estas barritas que te devuelven las ganas de vivir en cuanto te las comes. No solamente por el chute de energía que suponen, sino porque están de muerte, y como todas las recetas que estamos preparando estos días, son rapidísimas de hacer. Así que si os está entrando astenia otoñal o veis que no podéis con la cuesta de septiembre (aunque ya estemos en octubre), no dejéis de prepararlas.
Pd. Y mirad cuándo os caduca el carnet de conducir 🙂

Barritas Energéticas de Cacahuetes y Chocolate

Ingredients

  • 2 Tazas arroz integral inflado
  • 1 Taza copos de avena (tostados)
  • 1/2 Taza + 1 c.s mantequilla de cacahuete (yo usé casera)
  • 1/3 Taza miel
  • 1/8 Taza cacahuetes
  • 50 Gramos chocolate negro

Directions

1.
Trocead los cacahuetes y el chocolate.
2.
Calentad la miel y la mantequilla de cacahuete y echadla por encima del arroz y la avena.
3.
Removed hasta que la mezcla esté bien cohesionada.
4.
Añadid los cacahuetes a trozos y el chocolate.
5.
Poned la mezcla en una bandeja, y refrigerad toda la noche antes de hacer los trozos.

Note

Usad arroz inflado azucarado para barritas más dulces, más de postre; y arroz inflado a secas para barritas menos dulces.

Tostar la avena es opcional, pero añade mucho más sabor y no cuesta casi nada.

María José

No Comments

Leave a Reply

I have read and accept the privacy policy *

Basic information on personal data protection.
Person responsible: Consuelo Morcillo More info.
Purpose: Moderate the comment section. More info.
Legitimacy: Your given consent. More info.
Final recipients: Data is kept on Dinahosting servers, where this website is hosted. More info.
Rights: You're entitled to access, rectify, limit or remove your data, as explained on the aditional data section.
Data storage period: Data will be saved until those concerned request its deletion.
Additional information: additional information on your personal data protection can be found on my privacy policy.